Se cumplen 10 años de la muerte de Jokin Cebeiro, el menor que se lanzó desde una muralla de Hondarribia tras un año de acoso escolar. Un hecho que concienció a la sociedad sobre este problema. Aunque una década después no ha habido consecuencias penales ni civiles para los ocho presuntos agresores ni para los responsables del instituto, el caso sí ha conseguido que se activen protocolos y medidas preventivas en algunos centros. Aunque los expertos aseguran que la violencia en los centros escolares va en aumento.

Noticia publicada por rtve.es.